Tatuajes

Sep 15

Estudio 1: Como ha evolucionado el tatuaje en nuestro país.

Posted in Estudios           Comments Off on Estudio 1: Como ha evolucionado el tatuaje en nuestro país.

 

La historia del tatuaje y su influencia en las manifestaciones artísticas gráficas se remonta a los tiempos prehistóricos. Tanto en el pasado más lejano como en algunas tribus en la actualidad, hay quienes asocian la representación simbólica de los tatuajes con una manifestación mágica o sobrenatural, por eso el trayecto que esta disciplina ha seguido hasta la actualidad, y hasta su fuerte asentamiento en la cultura española, da cuenta de un relato increíble y repleto de datos interesantes que hacen a la historia social, artística y cultural de la nación.

 

Una de las primeras regiones de la España continental en encontrarse con influencias del tattoo fue Cataluña. Hacia el siglo XIX, Rafael Salillas cuenta en un opúsculo que se publicó cerca de fin de siglo que en el hospital de Tortosa, las hermanas de la caridad que regían el establecimiento estaban horrorizadas con los tatuajes que llevaban marcados en la piel y exhibían algunos de los enfermos que procedían de la más oscura marginalidad. La influencia de los italianos y franceses, mucho más conocedores del arte del tatuaje, se veía claramente en estos pacientes.

 

La popularización del tattoo en los 80 y 90

 

En la segunda mitad del siglo XX, más específicamente en la década de los 80, comienza la etapa de popularización del tatuaje en España gracias al trabajo de artistas particulares que empiezan a trabajar en talleres, bares y espacios ocultos, ya que todavía había una prensa maliciosa que relacionaba a los tattoos con los criminales y las bandas de delincuentes.

 

En esta época aparecen nombres que se convertirán en clave para el arte del tatuaje en España como son Fernando Pons Esquer, Mao o Vicente Pato Leiva. Tres artistas con diferentes trayectorias e inspiraciones, pero que llegaron en los años 80 para hacer valer el arte de la pintura en el cuerpo.

 

La popularización y llegada masiva del tatuaje en España comenzaría a afianzarse en los años 90, a través de la realización de convenciones en grandes ciudades como Madrid y Barcelona. Al principio los tatuadores únicamente trabajaban para amigos o conocidos, y la ley tenía dificultades para habilitar los estudios de tatuajes como comercios, pero fue el empuje y el interés de una gran parte de la sociedad que cada vez estaba más abierta a nuevas tendencias, la que permitió el crecimiento del movimiento tattoo.

 

Los tatuajes en España por sexo y edad

 

El avance de la popularidad del tatuaje y la democratización ha permitido romper prejuicios que existían en la sociedad acerca de este tipo de manifestación artística. Los números estadísticos indican que, por sexo, son más las mujeres que se tatúan. Es más habitual que elijan diseños pequeños y tengan más de uno en el cuerpo, mientras que los hombres tienden a escoger tattoos más grandes y complejos.

 

Por edad, la segmentación de las personas que se tatúan arroja algunas sorpresas en España. A diferencia de lo que podría pensarse, los jóvenes de hasta 29 años no son el segmento que más se tatúa (32%). Con 45% del total, son las personas de entre 30 y 50 años las que más elijen hacerse tatuajes. Después, superando los 50 años la tendencia a tatuarse baja de forma marcada, quizás por una forma de actuar más conservadora.

 

Nivel educativo y regionalización en España

 

Otro detalle interesante a nivel estadístico sobre la evolución del tatuaje en España, es que las personas que más se tatúan, tienden a tener niveles educativos más altos (un 32% frente a un 26%). Lo que sí arroja el estudio estadístico realizado por Dalia, es que, y como era de esperarse, la práctica del tatuaje es más habitual en las ciudades que en las localidades rurales.

 

Málaga, Barcelona, Madrid, Jeréz de la Frontera y Puertollano son algunas de las localidades en España donde artistas de renombre han sabido promover fuertemente el arte del tatuaje. Hoy, el avance tecnológico y las tendencias en redes sociales han ayudado a romper barreras y destruir prejuicios. Cada vez son más hombres y mujeres quienes optan por tatuarse y han permitido ubicar a España como el sexto país a nivel mundial en popularidad de adeptos al tatuaje. Una historia de evolución, crecimiento y cambios que ha ayudado a artistas y fanáticos del tatuaje.

 

 

Fuentes utilizadas: 

Portal web de Untatuaje.com

Wikipedia